In Memoria de mis hermanos mayores, Los Árboles caídos de Bogotá

Orlando Rodríguez

En Bogotá, infames  gobernantes   han decidido por decreto  asesinar sin contemplación los poco árboles que quedan en pié en nuestra triste selva de cemento.

Cuatro argumentos principales respaldan su sabia decisión:

  • Amenazan con caerse
  • Están enfermos
  • Están viejos
  • No cuadran con el plan paisajístico de la ciudad !!!!!.

En lo que a mí respecta, confieso que a mi edad ya me he caído un par de veces, no soy exactamente el ejemplo de la salud perfecta, estoy envejeciendo mas rápido de lo que quisiera,  y como si fuera poco,  solo mi esposa me encuentra guapo.

Le pregunto entonces a nuestros Honorables: Cuándo van a llegar a mi puerta con las herramientas de eutanasia?

A manera de reflexión, quiero compartir unas pocas fotos que he tomado en Japón:

DSC_2299.JPG

Este pino tiene mas de doscientos años, sus cuidadores han debido ingeniar complicadas estructuras para preservar  sus ramas laterales, que por algún motivo decidieron no crecer erectas.

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Cualquier medio es válido para conservar sus ramas torcidas

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Después de 108 años de vida, en Tokio un ciprés falleció de muerte natural. Aún se conserva en la memoria colectiva su sembrador, y con esta placa se honra su memoria, se siembra su sucesor y se designa su sembrador de turno. 

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Este bello cerezo es solo uno entre los miles  que habitan todas las ciudades de Japón. Su floración es recibida con júbilo cada año y seguida por los medios de comunicación como debe ser, como un acontecimiento memorable, único, espiritual.

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Bajo sus frondas, cada año se celebran miles de matrimonios.

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Naturaleza y ciudad conviven en armonía.  Cada árbol es cuidadosamente acicalado. En invierno cobijan sus troncos con esparto para preservarlos del frío.

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Cada árbol, incluyendo el andamiaje requerido para proteger sus ramas, es entendido por los Japoneses como una obra de arte.

 

_DSC2356

Para los Japoneses, un árbol de ramas retorcidas  es un regalo de sus dioses,   es apreciado, es cuidado con esmero, es  respetado. Es ayudado con “muletas”.

 

DSC_2606

Árboles enfermos son cuidados con amor y esmero. Puede un Japonés contemplar acaso la idea de eutanasia?

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En retribución , cada árbol honra al hombre con su mas preciada obra: Una flor

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Cuando puede, el árbol se excede en su regalo.

.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Elevemos nuestras plegarias para que  algún día tengamos gobernantes que piensen más en el entorno que le legan  a sus   hijos que en su bolsillo del presente.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s